7 Extremidades de la dieta para las mamás que trabajan

No tiene por qué ser explicado cómo ocupada y agitada, la vida es para cualquier madre trabajadora! Tener que cuidar de su casa, los niños y su carrera no es fácil y en todo este esfuerzo, descuida su dieta, sus planes de salud y fitness. madres que trabajan a menudo se saltan el desayuno, han retrasado el almuerzo y la cena y se encontró que se picoteo con demasiada frecuencia. Esto demuestra pronto en su salud – el aumento de la línea de cintura, problemas de digestión, aumento del nivel de azúcar en la sangre y así sucesivamente. Estos son algunos consejos de dieta fácil para todas las madres que trabajan, para una vida saludable.

Ideas fáciles y consejos de dieta de comida para las madres de trabajo:

1. El desayuno nutritivo

desayuno nutritivoNunca se salte el desayuno! El desayuno debe ser la más nutritiva y la mejor manera de empezar el día. Tener un plato de avena servido con frutas frescas y un poco de miel natural o jarabe de arce es una buena opción. Se le mantendrá lleno por mucho tiempo y darle a su cuerpo los nutrientes tan necesarios. Otras opciones incluyen galletas altas en fibra servidos con miel, melocotones o crema. cereales altos en fibra, huevos duros y fruta fresca en rodajas son una forma saludable de la estancia de su día. No se pierda un vaso de zumo de fruta fresca o un batido. La mejor parte es que puedes preparar estos artículos en un corto período de tiempo y no tener que pasar horas en la cocina.

2. Un montón de verduras

Un montón de verdurasSu cuerpo necesita un montón de nutrientes en forma de vitaminas y minerales. Incluir un montón de verduras de color verde en su dieta. Incluso puede llevarlos consigo en forma de ensaladas y hacer que cada vez que sienta hambre. Se le mantendrá lleno en la licencia no hay espacio para bocadillos altos en calorías no saludables en su panza.

3. No coma en exceso

No coma en excesoLa mayoría de las madres tratan de acabar con la comida sobrante de sus placas de los niños. ¿Sabe usted que la mayoría de las mujeres tienden a comer más en la mayoría de ocasiones debido a este hábito. Se siente terrible a perder la comida, pero las picaduras de estos extras no son más que libras adicionales para usted. ¿Por qué no mantenerlos en el refrigerador para su uso posterior? Puede mantener lejos las calorías de esta manera.

4. Retire Azúcares

Retire AzúcaresElimina a todos los azúcares de su dieta, especialmente si usted no está haciendo ejercicio por lo menos 10 horas en una semana. Si encuentra el tiempo para los entrenamientos, todavía se puede considerarlas. Manténgase alejado de todos los dulces golosinas, caramelos, alimentos fritos, dulces y otras delicias azucaradas. Con su apretada agenda y no hay ejercicios, estas delicias azucaradas simplemente harán subir de peso.

5. Mantenerse hidratado

Mantenerse hidratadoMantenga su botella de agua cerca y en su bolso de mano en toda ocasión. Beber agua a intervalos regulares de tiempo. Mantener el agua con la que le impide tener las bebidas de cola u otras bebidas gaseosas cuando tenga sed.

6. Merienda con prudencia

Merienda con prudenciaAperitivos son difíciles de evitar, sobre todo cuando tienes niños en los hogares. madres que trabajan pueden preparar una serie de pinchos vegetales que se pueden preparar utilizando tomates cherry, pepinos, pimientos con queso de sabor adicional. brochetas de fruta preparada con las fresas y las uvas también son un buen elemento de aperitivos. La mejor parte es que se puede esconder estos bocadillos en la nevera y los utilizan en la semana. Algunos merienda saludable interesantes son el maíz de aire que se mezclan con frutos secos y frutas, avena y nueces bares y barras nutritivas saludables apareció.

7. Dividir sus comidas

Dividir sus comidasLas mamás tienden a tener comida en la velocidad humana super y en grandes porciones a la vez. También, a veces tienden a saltarse las comidas que significa que cada vez que tienen la comida siguiente, garganta en un montón. Esto es comer en exceso total, que debe ser evitado. Las mujeres simplemente deben tomar la comida de su plato y guardarlo para la próxima comida.