El mejor ejercicio para fortalecer y tonificar sus piernas después de 40

A pesar de nuestros valientes esfuerzos, puede ser un desafío para construir el tono muscular después de la edad de 40 porque nuestros cuerpos, naturalmente, comienzan a perder músculo a medida que envejecemos, algo llamado sarcopenia.

Como resulta, nuestra masa muscular típicamente alcanza su máximo en los primeros años 40. Después de eso, nuestros músculos pueden comenzar a deteriorarse gradualmente, lo que puede conducir a caídas y otros problemas de salud preocupantes en el camino. (Especialmente si dejas de trabajar.)

Mientras que se necesita más investigación para entender completamente cómo contrarrestar este proceso, hay precauciones que puede tomar ahora para retardar su progresión e incluso prevenir la pérdida de masa muscular en el futuro.

La buena noticia: Los movimientos de entrenamiento de fuerza pueden ayudarle a mejorar y mantener su masa muscular y su tono. Si su objetivo es fortalecer y tonificar sus piernas específicamente, entonces el único movimiento que necesita es la silla en cuclillas.

“La silla de cuclillas se dirige a los glúteos, isquiotibiales y cuádriceps de manera eficaz y eficiente”, dice Daphnie Yang, entrenador personal certificado por la Asociación Internacional de Ciencias del Deporte y creador de HIIT IT !.

Yang dice que mientras que ciertos ejercicios de la parte inferior del cuerpo sólo son capaces de apuntar a un grupo de músculos a la vez, la silla de cuclillas efectivamente objetivos múltiples músculos de la parte inferior del cuerpo a la vez.

Al hacer este movimiento, asegúrese de mantener las rodillas alineadas con los tobillos. Mantenga su peso en los talones y tratar de mantener el núcleo comprometido para mantener la espalda baja segura.

Realizar esta silla de cuclillas 2 a 3 veces por semana cada dos días para fortalecer y tonificar las piernas. Yang recomienda comenzar con 2 series de 20 y luego trabajar su camino hasta 3 series de 20. Y probar este ejercicio con los pies descalzos para que pueda sentir sus pies tierra en el suelo.

Paso 1: Comience sentándose en el borde de una silla robusta con sus pies anchura de cadera aparte. Mantenga las rodillas alineadas con los tobillos y mantenga los músculos abdominales enganchados.

Verifica también:  10 consejos para los pies hermosos

Paso 2: Alcanzar los brazos hacia fuera delante de usted, manteniendo su tríceps apretado.

Paso 3: Levántese, exprima sus glúteos, y empuje sus brazos detrás de usted.

Paso 4: Lentamente regrese a la posición inicial y asegúrese de que su peso está en los talones.

Paso 5: Deje que sus glúteos rozan el borde de la silla, e inmediatamente repita el ejercicio.