Cirrosis del hígado: síntomas de etapas, causas, tratamiento y dieta

La moderación es la clave. Demasiado de cualquier cosa, incluso si es en el mejor de sus intereses, podría resultar perjudicial. Toma alcohol, por ejemplo. Si consume demasiado, tiene un efecto negativo en el hígado, lo que puede ocasionar complicaciones, como cirrosis. Cada vez más personas se quejan de daños y problemas hepáticos, especialmente cirrosis hepática. Si desea saber cómo se puede curar esta afección potencialmente mortal usando remedios naturales, desplácese hacia abajo.

Contenido

¿Qué es la cirrosis del hígado?

La cirrosis del hígado es una enfermedad que progresa lentamente y que provoca que los tejidos cicatriciales reemplacen los tejidos sanos del hígado. La acumulación de estos tejidos cicatrizal puede incluso detener el funcionamiento del hígado con el tiempo.

La cirrosis se desarrolla cuando hay daño a largo plazo y continuo en las células de su hígado. Cuando sus tejidos sanos del hígado se destruyen y son reemplazados por completo por los tejidos de la cicatriz, puede causar complicaciones ya que el flujo sanguíneo a su hígado está bloqueado.

Veamos ahora las causas de esta condición.

¿Qué causa la cirrosis del hígado?

La cirrosis del hígado puede ser causada por:

  • Abuso de alcohol a largo plazo
  • Infecciones por hepatitis B o C
  • Condiciones médicas como enfermedad de hígado graso
  • Trastornos genéticos como la hemocromatosis y la enfermedad de Wilson que causan la acumulación de hierro o cobre en el hígado
  • Ingesta de metales tóxicos
  • Bloqueo de los conductos biliares debido a cáncer del conducto biliar o páncreas
Verifica también:  Cómo deshacerse de la erupción cutánea rápido (remedios caseros)

Algunos factores que pueden aumentar su riesgo de desarrollar cirrosis del hígado incluyen:

  • Consumo regular de alcohol
  • Enfermedades autoinmunes
  • Ingestión o inhalación de sustancias tóxicas
  • Antecedentes familiares de enfermedad hepática
  • Ciertos medicamentos
  • Obesidad

La cirrosis hepática puede tener diversos síntomas, dependiendo de su etapa. Primero comprendamos las diferentes etapas antes de mirar los síntomas.

Etapas de la cirrosis hepática

La cirrosis hepática tiene cuatro etapas:

  • Etapa 1: Extremadamente leve
  • Etapa 2 – Relativamente leve
  • Etapa 3: moderado
  • Etapa 4: grave

Estas etapas se caracterizan por los siguientes síntomas.

Signos y síntomas de la cirrosis del hígado

Etapa 1 Síntomas

  • Fatiga
  • Cansancio
  • Inflamación e hinchazón del hígado

Etapa 2 Síntomas

  • Aumento de la presión sanguínea en las venas del hígado
  • Dilatación de venas alrededor del estómago
  • Flujo de sangre restringido al hígado
  • Hinchazón severa del hígado

Etapa 3 Síntomas

  • Acumulación de líquido en la cavidad del estómago
  • Eczema
  • Picazón
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Confusión
  • Hinchazón
  • Piel pálida o amarilla
  • Dificultad para respirar

Etapa 4 Síntomas

La mayoría de los síntomas en esta etapa son similares a los de la etapa 3. También puede causar:

  • Las venas dilatadas alrededor de su abdomen se rompen y sangran
  • Confusión intensificada
  • Temblores de mano
  • Infección de la cavidad abdominal
  • Fiebre alta
  • Cambios de comportamiento
  • Insuficiencia renal
  • Micción infrecuente

Esta es la última etapa de la cirrosis del hígado, y no hay absolutamente ninguna cura para esto.

Es muy importante recurrir al tratamiento tan pronto como note que el funcionamiento de su hígado se está deteriorando para combatir con éxito la cirrosis hepática. Los siguientes son algunos remedios rápidos y efectivos que le ayudarán a combatir los síntomas de la cirrosis del hígado y evitar un mayor daño al órgano.

Cómo tratar la cirrosis del hígado naturalmente

1. Cardo de leche

Cirrosis del hígado

Necesitará

  • 1-2 cucharaditas de té de cardo de leche
  • 1 taza de agua caliente
  • Miel

Lo que tienes que hacer

  1. Agregue una o dos cucharaditas de té de cardo de leche a una taza de agua caliente humeante.
  2. Remoje durante 5 a 10 minutos y cuele.
  3. Agregue un poco de miel al té caliente antes de beber.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Beba este té de 2 a 3 veces al día.

Por qué esto funciona

El cardo mariano contiene un compuesto llamado silimarina que exhibe propiedades antioxidantes y desintoxicantes. Estos ayudan a desintoxicar el hígado, combatiendo los síntomas de la cirrosis.

2. Cúrcuma

Necesitará

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 vaso de leche caliente

Lo que tienes que hacer

  1. Agregue una cucharadita de cúrcuma en polvo a un vaso de leche caliente y mezcle bien.
  2. Consúmalo de inmediato.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Beba leche de cúrcuma una vez al día.

Por qué esto funciona

La curcumina en la cúrcuma lo convierte en un poderoso antioxidante que puede reparar el daño causado por los radicales libres. También puede restaurar el funcionamiento del hígado.

3. Semillas de papaya

Cirrosis del hígado

Necesitará

  • Semillas de papaya
  • 10 gotas de jugo de limón
  • Agua

Lo que tienes que hacer

  1. Machaca algunas semillas de papaya para extraer el jugo.
  2. Tome una cucharada de este jugo y mezcle con 10 gotas de jugo de limón.
  3. Agregue esta mezcla a un vaso de agua y consuma inmediatamente.
Verifica también:  Remedios caseros para el dolor de espalda baja

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Debe beber esta mezcla dos veces al día para obtener los mejores beneficios.

Por qué esto funciona

Las semillas de papaya contienen enzimas como la papaína que protegen sus órganos del daño de los radicales libres. También contienen muchos nutrientes vitales que pueden ayudar a la curación de la cirrosis hepática.

4. Vitamina C

Necesitará

500-5000 mg de suplementos de vitamina C

Lo que tienes que hacer

Tome 500 a 5000 mg de suplementos de vitamina C.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Debe hacer esto una vez al día.

Por qué esto funciona

Los suplementos de vitamina C pueden curar la cirrosis del hígado, ya que ayudan a expulsar las toxinas y la grasa del hígado. También pueden prevenir la acumulación de grasa en el hígado ya que la deficiencia de vitamina C es una de las muchas causas de enfermedades del hígado.

5. Jengibre

Necesitará

  • 1 pulgada de jengibre
  • 1 taza de agua caliente
  • Miel

Lo que tienes que hacer

  1. Agregue una pulgada o dos de jengibre a una taza de agua hirviendo.
  2. Remoje durante 5 a 10 minutos y cuele.
  3. Agregue un poco de miel al té antes de consumir para batir el sabor fuerte.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Beba este brebaje de 3 a 4 veces al día.

Por qué esto funciona

El jengibre es otro remedio natural que puede ayudar a tratar la cirrosis hepática con sus poderosos efectos antioxidantes y hipolipidémicos. Estos efectos ayudan a expulsar la grasa y las toxinas de su hígado y restaurar sus células sanas.

6. Aceite de semilla de zanahoria

Cirrosis del hígado

Necesitará

  • 12 gotas de aceite de semilla de zanahoria
  • 30 ml de cualquier aceite portador

Lo que tienes que hacer

  1. Mezcle 12 gotas de aceite de semilla de zanahoria con 30 ml de cualquier aceite portador.
  2. Aplique esta mezcla debajo de su caja torácica derecha y extiéndala sobre su abdomen y espalda.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Debe hacer esto dos veces al día, preferiblemente cada mañana y noche.

Por qué esto funciona

El aceite de semilla de zanahoria es hepático y se sabe que desintoxica el hígado y regenera las células sanas de los tejidos del hígado. Por lo tanto, es un gran remedio para combatir la cirrosis del hígado.

7. Vinagre de sidra de manzana

Necesitará

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 vaso de agua tibia

Lo que tienes que hacer

  1. Agregue una cucharada de vinagre de sidra de manzana a un vaso de agua tibia.
  2. Mezcle bien y agregue una cucharadita de miel.
  3. Consumir de inmediato.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Beba esta solución de 1 a 2 veces al día durante un par de meses.

Por qué esto funciona

El vinagre de sidra de manzana contiene ácido acético, que acelera el metabolismo de la grasa dentro de su cuerpo. El ácido acético también ayuda con la desintoxicación del hígado.

8. Semillas de lino

Necesitará

  • 1 cucharada de semillas de linaza en polvo
  • 1 vaso de agua tibia
  • Jugo de limón (opcional)

Lo que tienes que hacer

  1. Agregue una cucharada de semillas de linaza en polvo a un vaso de agua tibia.
    Mezcle bien y consuma inmediatamente.
  2. Para darle más sabor, puedes agregar un poco de jugo de limón y miel a la mezcla de semilla de linaza.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Beba este brebaje de 1 a 2 veces al día.

Verifica también:  Remedios caseros para las alergias alimentarias

Por qué esto funciona

La presencia de ácidos grasos omega-3 hace que las semillas de lino sean uno de los mejores remedios para tratar la cirrosis hepática. Ayudan a reducir la inflamación y el daño causado por la cirrosis hepática al acelerar el metabolismo de las grasas de su cuerpo.

9. raíz de bardana

Cirrosis del hígado

Necesitará

  • 1-2 cucharaditas de té de bardana
  • 1 taza de agua caliente
  • Miel

Lo que tienes que hacer

  1. Agregue una o dos cucharaditas de té de raíz de bardana a una taza de agua caliente.
  2. Remoje durante 5 a 20 minutos y cuele.
  3. Agregue un poco de miel al té caliente y bébalo.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Haz esto dos veces al día.

Por qué esto funciona

La raíz de bardana es un excelente antioxidante que posee fuertes propiedades diuréticas y desintoxicantes. Es una de sus mejores apuestas para restaurar el funcionamiento normal de su hígado.

10. Aceite de coco

Necesitará

1 cucharada de aceite de coco 100% virgen

Lo que tienes que hacer

Consuma una cucharada de aceite de coco 100% virgen todas las mañanas con el estómago vacío.

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Debe hacer esto una vez al día.

Por qué esto funciona

El aceite de coco contiene ácidos grasos de cadena media beneficiosos que exhiben propiedades antioxidantes y desintoxicantes. El aceite también es conocido por mejorar el metabolismo y es una gran opción para restaurar la salud de su hígado.

11. Té verde

Cirrosis del hígado

Necesitará

  • 1 cucharadita de té verde
  • 1 taza de agua caliente
  • Miel

Lo que tienes que hacer

  1. Agregue una cucharadita de té verde a una taza de agua caliente.
  2. Deje que se incline durante unos 5 minutos y cuele.
  3. Una vez que el té se enfríe un poco, agregue un poco de miel.
  4. Consumirlo

¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Beba té verde de 2 a 3 veces al día para obtener mejores resultados.

Por qué esto funciona

El té verde contiene polifenoles beneficiosos que tienen propiedades antioxidantes y metabólicas. También es un diurético natural, que también facilita la curación de la enfermedad hepática.

Precaución

Evite beber demasiado té verde ya que puede empeorar su condición.

Todos los remedios anteriores requieren algunos cambios en el estilo de vida para obtener resultados más rápidos y efectivos. Aquí hay algunos consejos que puede incorporar a su vida diaria.

Consejos de prevención

  • Evite el consumo de alcohol.
  • Controle su peso.
  • Reduzca su riesgo de infecciones de hepatitis tomando las precauciones necesarias.
  • Siga una dieta sana y bien balanceada.
  • Reduzca su consumo de alimentos grasos y fritos.

A continuación se detalla un cuadro de dieta para ayudarlo.

Dieta de la cirrosis hepática

La siguiente es una lista de alimentos que debe consumir y evitar para restaurar la salud degradante de su hígado.

Alimentos para consumir

  • Avena
  • Granos enteros
  • Carne magra
  • Frutas y vegetales frescos
  • Pescado
  • Huevos
  • Leche
  • Los alimentos ricos en betacaroteno como las zanahorias

Comidas que se deben evitar

  • sal
  • Azúcar
  • Alcohol
  • Alimentos fritos o grasos

El hígado es el órgano más grande en su cuerpo y maneja muchas funciones cruciales. Por lo tanto, es muy importante que lo cuides adecuadamente. Además de seguir los remedios anteriores, consejos y dieta, haga ejercicio regularmente para permitir que su hígado funcione a su potencial óptimo y prevenir la cirrosis.

¿Le ha resultado útil este artículo? Háganos saber en el cuadro de comentarios justo debajo.