6 Efectos secundarios de los quemadores de grasa

Los quemadores de grasa son ahora muy popular, ya que la gente quiere caer las libras tan rápido como sea posible. Los quemadores de grasa termogénicos también se llaman, que se calientan el cuerpo para promover la pérdida de grasa. Los quemadores de grasa a menudo vienen con una serie de efectos secundarios.

A continuación se enumeran los 6 efectos secundarios superiores de los quemadores de grasa:

1. Aumenta la presión arterial

Los quemadores de grasa funcionan aumentando la temperatura de su cuerpo. Investigadores de la Universidad de Vanderbilt estado que los quemadores de grasa, como la efedrina, tienen efectos secundarios tales como la hipertensión arterial y la frecuencia cardíaca elevada.

2. Comportamiento Cambios

Los quemadores de grasa podrían dar lugar a problemas en el sistema nervioso, lo que podría dar lugar a nerviosismo e irritabilidad.

3. El insomnio

Los quemadores de grasa que su metabolismo y el ritmo cardíaco aumentando, lo que a su vez podría afectar sus patrones de sueño. Al no poder dormir adecuadamente puede resultar en fatiga extrema y debilitar su sistema inmunológico, haciendo que sea más propenso a la gripe o el resfriado común.

4. La deshidratación

La deshidratación es un problema peligroso, sobre todo cuando hace calor o el ejercicio intenso. Investigadores de la Universidad de Vanderbilt explican que los quemadores de grasa, como la cafeína y la efedrina, causan deshidratación, así como fomentar la pérdida de peso. La deshidratación puede provocar dolores de cabeza, e incluso puede provocar desmayo.

5. Los problemas de estómago

Que toman regularmente los quemadores de grasa pueden causar problemas estomacales, como diarrea y estreñimiento. Estos suplementos reducen la cantidad de vitaminas en el cuerpo, lo que aumenta sus posibilidades de padecer varias condiciones de salud.

6. muerte

En algunos casos raros, los quemadores de grasa pueden incluso causar la muerte. Esto se debe principalmente al hecho de que los quemadores de grasa no tienen que ser reconocido por la FDA, que se venden en el mercado. Por lo tanto, algunos quemadores de grasa pueden contener sustancias nocivas que podrían causar la muerte.