¿Qué es el síndrome de dolor post-mastectomía (PMPS)?

Es común tener dolor asociado con el cáncer antes de una mastectomía . Pero no muchas personas se dan cuenta de que también puede experimentar dolor persistente después de la cirugía. Y este dolor puede ser notablemente diferente del típico dolor postoperatorio. En casos como este, puede estar lidiando con el síndrome de dolor posterior a la mastectomía (PMPS).

¿Qué es el PMPS?

PMPS se define como dolor crónico de seno que dura al menos tres meses después de la cirugía para el cáncer de seno. Este dolor en los nervios puede manifestarse de varias maneras y puede no comenzar hasta seis meses después de la cirugía. Por lo general, el dolor de PMPS se encuentra en la parte inferior de los brazos o la parte superior del pecho, y puede causar dolores punzantes o ardientes.

Desafortunadamente, PMPS afecta hasta 20-40 por ciento de las mujeres que se han sometido a una mastectomía. El síndrome de dolor posterior a la mastectomía puede resolverse después de varios meses, pero hasta la mitad de las mujeres que padecen PMPS, nunca desaparece. No todos los médicos y cirujanos conocen o entienden PMPS. Como tal, es posible no obtener la información que necesita sobre este síndrome antes de su cirugía.

¿Qué causa el PMPS?

Hay varias causas posibles para PMPS, aunque nadie ha identificado positivamente exactamente qué lo lleva a ello. La teoría más común es que la mastectomía o incluso una tumorectomía causan daño al nervio intercostobraquial en la pared torácica. Este tejido nervioso va desde el borde exterior del seno hasta la parte inferior del brazo, que es la gente que generalmente siente dolor de PMPS. La formación de tejido cicatricial alrededor de los nervios en esta área también puede causar dolor neuropático al irritar repetidamente los nervios en esa área.

¿Qué aumenta el riesgo de PMPS?

Si bien no hay forma de decir definitivamente quién recibirá o no PMPS, se han encontrado algunos factores de riesgo. Si se sometió a quimioterapia o radioterapia después de la cirugía, esto puede aumentar significativamente su riesgo de desarrollar PMPS.

Además, cuanto más grande es el tumor, al extirparse es más probable que tenga PMPS. Los que son más jóvenes también corren un mayor riesgo. Las cirugías con un mayor riesgo de daño nervioso, como bultos cerca de la axila, conllevan un mayor riesgo de dolor crónico posterior a la mastectomía.

¿Cuál es el mejor tratamiento para PMPS?

El tratamiento inicial para el síndrome de dolor posterior a la mastectomía generalmente comienza con el uso regular de ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Al reducir la hinchazón, estos medicamentos pueden aliviar la presión de los nervios y disminuir el dolor de PMPS.

Las inyecciones de esteroides o la anestesia local pueden ser útiles para aquellos con dolor centrado alrededor de la cicatriz. Los anestésicos tópicos también se pueden usar para ayudar a aliviar el dolor causado por PMPS. En casos severos, se puede usar un bloqueo nervioso. Algunas personas encuentran alivio con los tratamientos no farmacológicos, como la reflexología, la terapia de masaje y la acupuntura . La asesoría es beneficiosa para quienes tratan con PMPS, ya que ayuda con los aspectos psicológicos de esta afección crónica.

Lidiar con el cáncer es difícil, y PMPS muestra que no hay una solución fácil. Use esta información para tomar decisiones informadas que sean adecuadas para usted, y si vive con PMPS, sepa que hay ayuda disponible. Consulte con su médico para encontrar los mejores tratamientos de PMPS para satisfacer sus necesidades únicas.

Verifica también:  Superior 10 Superalimentos lucha contra el cáncer