Comprender la endometriosis: lo que todas las mujeres necesitan saber sobre la enfermedad

La endometriosis, una versión ultrapesadilla de un mal período, es una enfermedad dolorosa que puede afectar la calidad de vida y la fertilidad.

La endometriosis es una afección ginecológica común en la que el tejido que recubre el útero, conocido como endometrio, tiende a crecer en los ovarios. , intestino, recto, vagina o revestimiento pélvico. Los tejidos adicionales que están presentes hacen que los períodos sean mucho más dolorosos de lo habitual. 

La endometriosis suele afectar a las mujeres durante sus años reproductivos. Puede ser una afección a largo plazo que puede tener un impacto significativo en su salud física general, su bienestar emocional y su rutina diaria.

Desencadena una reacción inflamatoria crónica que provoca dolor y adherencias. Mientras que algunas mujeres que sufren de endometriosis experimentan dolor pélvico intenso, otras no presentan ningún síntoma. Algunas incluso pueden considerar que sus síntomas son simplemente dolor menstrual regular.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis? Los síntomas más comunes de la endometriosis son:

  • Dismenorrea o menstruación dolorosa.
  • Dolor pélvico que no es menstrual.
  • relaciones sexuales dolorosas
  • Esterilidad
  • Fatiga
  • Quejas intestinales cíclicas como hinchazón, diarrea o estreñimiento
  • Defecación dolorosa o difícil
  • Dolor al orinar
  • Presencia de sangre en la orina.
  • Sangrado rectal cíclico

Muchos de estos síntomas se desarrollan unos días antes del período de la mujer y desaparecen unos días después de que cesa la menstruación. 

¿Cómo diagnosticará su ginecólogo la endometriosis?  Como los síntomas de la endometriosis no son muy específicos, el diagnóstico de esta enfermedad no puede realizarse basándose únicamente en los síntomas. Sin embargo, los síntomas pueden ser el primer indicio que tenga su ginecólogo para diagnosticar la endometriosis. 

Un examen clínico puede proporcionar información adicional a su ginecólogo, durante el cual puede buscar sensibilidad, nódulos o hinchazón de la pared vaginal.

Sin embargo, actualmente el estándar de oro para el diagnóstico de la endometriosis pélvica es la laparoscopia diagnóstica.

Si su ginecólogo sospecha de endometriosis basándose en sus síntomas y exámenes clínicos, también puede probar un tratamiento médico sin establecer primero un diagnóstico definitivo para reducir los síntomas. Si estos tratamientos ayudan a aliviar sus síntomas, es posible que decida no someterse a una laparoscopia.

¿Cuál es el tratamiento para la endometriosis? Los analgésicos pueden ayudarle a controlar los síntomas. Tu médico también puede recetarte tratamientos hormonales como píldoras anticonceptivas, progestágenos orales y antiprogestágenos, entre otros.

La cirugía puede tratar o eliminar áreas de endometriosis. La cirugía recomendada por tu ginecólogo dependerá de dónde se encuentre la endometriosis y de su extensión. 

Las terapias alternativas también pueden ayudarla a lidiar con la endometriosis. Se sabe que la acupuntura, la terapia conductual, los suplementos dietéticos, la reflexología y las hierbas medicinales ayudan.

La imprevisibilidad de la afección suele ser frustrante y agotadora, pero es necesario consultar con su ginecólogo para comprender la afección y afrontarla.