Dieta para la fibromialgia: recetas para una mejor salud

 La fibromialgia es una enfermedad crónica y dolorosa que afecta a todo el cuerpo. Es un trastorno musculoesquelético que a menudo afecta el sueño, la memoria, los niveles de energía y el estado de ánimo. Según los Institutos Nacionales de Salud , aproximadamente 5 millones de personas, en su mayoría mujeres, han sido diagnosticadas con fibromialgia. Actualmente no existe cura para la fibromialgia; sin embargo, muchas personas creen que una dieta no inflamatoria puede ayudar a reducir los brotes de fibromialgia.

Los síntomas de la fibromialgia

La fibromialgia puede causar dolor y rigidez en los músculos y las articulaciones en casi cualquier parte del cuerpo, incluidos el torso o el tronco , el cuello, los hombros, la espalda y las caderas. Algunas personas suelen tener dolor entre los omóplatos y la parte inferior del cuello. El dolor puede ser un dolor normal o intenso, y la rigidez suele empeorar por la mañana.

Dieta para la fibromialgia para aliviar el dolor

Si bien no existe una dieta específica para la fibromialgia que haya demostrado aliviar los síntomas, muchas personas informan que se sienten mejor o peor después de comer tipos específicos de alimentos.

Los alimentos específicos afectan a las personas de manera diferente, y una excelente manera de realizar un seguimiento de cómo los diferentes alimentos lo afectan es llevar un diario de alimentos y dolor .

Alimentos que se deben evitar con fibromialgia

Antes de sumergirnos en recetas que quizás desee probar si tiene fibromialgia, primero hablemos de los alimentos que se deben evitar con la fibromialgia.

Aquí hay algunos alimentos que se deben evitar con la fibromialgia :

  • Aspartame : Equal y NutraSweet son ejemplos de este edulcorante artificial. El aspartamo se utiliza como una alternativa de azúcar sin calorías para endulzar bebidas, yogures, postres helados y otros alimentos. Aunque no está confirmado, algunas personas con fibromialgia han informado de una reducción de los síntomas después de dejar el aspartamo.
  • Cafeína : la cafeína puede afectar su capacidad para dormir bien por la noche, lo cual es importante para las personas con fibromialgia. Los que padecen fibromialgia no solo ya experimentan sensaciones regulares de fatiga , los estudios sugieren que dormir lo suficiente en realidad puede ayudar a combatir otros síntomas de la fibromialgia.
  • Azúcar : el consumo de azúcar con frecuencia puede provocar un aumento de peso, lo que genera más estrés en su cuerpo. Esto puede empeorar los síntomas de la fibromialgia.
  • MSG y nitrato de sodio : estos alimentos son conservantes que se utilizan con frecuencia en alimentos procesados, como carnes o salsas, para realzar el sabor o el color. Sin embargo, también están llenos de sal, lo que puede aumentar el dolor y la hinchazón en las personas con fibromialgia.

Recetas saludables para su dieta para la fibromialgia

Cereal de quinua calmante: esta receta es rica en magnesio, un mineral que puede ayudar a aliviar el dolor y la sensibilidad en el cuerpo. Además, puede ayudar a mejorar los niveles de energía. También es una gran fuente de fibra, vitamina K, potasio, ácido fólico y cobre.

Cereal calmante de quinua (receta para la fibromialgia)

Esta receta es rica en magnesio, un mineral que puede ayudar a aliviar el dolor y la sensibilidad en el cuerpo.

 Curso                      Desayuno
 Cocina                    americano
 Palabra clave        Fibromialgia, Cereal de quinua
Tiempo de preparación    minutos
 Hora de cocinar                minutos
 Tiempo Total                    10 minutos
 Porciones                           persona

Ingredientes

  • taza de leche de arroz o almendras sin azúcar
  • 1/3 taza de hojuelas de quinua
  • 1/4 taza de semillas de granada
  • pizca de sal marina
  • jarabe de arce o miel cruda opcional, para endulzar
  • nueces tostadas, almendras, granola o bayas opcional

Instrucciones

  1. En una cacerola pequeña o mediana a fuego medio-alto, hierva la leche.

  2. Una vez que la leche empiece a hervir, agrega las hojuelas de quinoa, las semillas de granada y una pizca de sal. Apague el fuego y revuelva unas cuantas veces.

  3. Deje reposar el cereal durante 3 minutos. Revuelva el cereal una última vez para que quede más espeso.

  4. Coloque el cereal en un tazón y rocíe con jarabe de arce o miel. Agregue los ingredientes deseados.

Salmón asado con pilaf de lentejas: el salmón está cargado de ácidos grasos omega-3, que son excelentes para el cerebro y también pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez de las personas con fibromialgia. Este plato también es una gran fuente de vitamina B12 y vitamina D.

Salmón asado con pilaf de lentejas

 Curso                      Plato principal
 Palabra clave        pilaf de lentejas, salmón
Tiempo de preparación     15 minutos
 Hora de cocinar                 40 minutos
 Tiempo Total                      55 minutos
 Porciones                             personas
 Calorías                                 522 kcal

Ingredientes

  • 1 1/4 taza de lentejas verdes
  • hoja de laurel seca
  • cucharadas de aceite de oliva
  • zanahoria grande cortada en cubitos (aproximadamente 3/4 taza)
  • 1/2 cebolla grande picada (aproximadamente 3/4 taza)
  • costilla de apio cortado en cubitos (aproximadamente 1/2 taza)
  • ramitas de tomillo fresco
  • 1/2 cucharadita de semillas de hinojo
  • 1/4 cucharadita de romero seco
  • 1/2 taza de vino tinto seco
  • filetes de salmón con piel (aproximadamente 5 oz cada uno)
  • 1/4 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 jugo de limón (1 cucharada más 2 cucharaditas)
  • cucharadita de hojas frescas de tomillo

Instrucciones

  1. Caliente el horno a 350 ° F. Ponga a hervir 5 tazas de agua en una cacerola mediana a fuego alto. Agregue las lentejas y la hoja de laurel, reduzca el fuego a medio bajo y cocine a fuego lento, parcialmente tapado, hasta que las lentejas estén bien cocidas pero aún firmes al bocado, de 20 a 22 minutos. Escurre y desecha la hoja de laurel.

  2. Caliente 1 cucharada de aceite en una sartén grande a fuego medio. Agrega la zanahoria, la cebolla, el apio, las ramitas de tomillo, las semillas de hinojo y el romero. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que la zanahoria esté tierna, aproximadamente 10 minutos. Agregue el vino y cocine a fuego lento hasta que casi se evapore, de 3 a 4 minutos. Retire las ramitas de tomillo y la hoja de laurel. Agregue las lentejas y cocine hasta que estén bien calientes, aproximadamente 1 minuto. Sazone al gusto con sal y pimienta negra recién molida.

  3. Caliente las 2 cucharaditas restantes de aceite de oliva en una sartén grande refractaria a fuego medio-alto. Sazone el salmón con ¼ de cucharadita de sal y pimienta negra recién molida. Frote el tomillo seco entre los dedos para desmenuzar y frote sobre el salmón. Agregue a la sartén, con la carne hacia abajo, y cocine hasta que estén doradas, de 2 a 3 minutos. Dar la vuelta y dorar la piel, 1 minuto. Transfiera al horno y ase hasta que la pulpa esté opaca en la parte más gruesa, de 4 a 8 minutos, dependiendo del grosor. Rocíe con el jugo de limón y sirva sobre las lentejas. Adorne con las hojas frescas de tomillo.

Notas de receta

Nutrición  (por porción: 1½ taza de lentejas y 1 filete de salmón): 43 g de proteína, 41 g de carbohidratos, 19 g de grasa, 3 g de grasa saturada, 221 mp de sodio

258% (1032 UI) de vitamina D al día
180% (1800 mg) de omega-3 al día
117% (7 mcg) de vitamina B12 al día
40% (10 g) de fibra al día
34% (1199 mg) de potasio al día
28% (5 mg) de hierro al día

Verifica también:  5 Consejos más eficaces de la dieta para tratar la infección de riñón