Insomnio: Causas, Síntomas y tratamiento

¿Qué causa el insomnio?

El insomnio puede ser causado  por condiciones médicas y psiquiátricas, los hábitos de sueño saludables, sustancias específicas, y / o ciertos factores biológicos. Recientemente, los investigadores han comenzado a pensar sobre el insomnio como un problema de su cerebro no poder dejar de estar despierto (el cerebro tiene un ciclo de sueño y vigilia ciclo cuando uno se conecta la otra está desactivado, el insomnio puede ser un problema ya sea parte de este ciclo: demasiado duro o demasiado poco estela unidad del sueño). Es importante entender primero lo que podría ser la causa de sus dificultades para dormir.

Los síntomas del insomnio

  • Dificultad para dormirse
  • Dificultad para permanecer dormido
  • Despertarse muy temprano
  • Fatiga; sensación de cansancio al despertar
  • Irritabilidad
  • Incapacidad para concentrarse o concentrarse

Causas del insomnio

El insomnio puede ser causado por una amplia gama de factores, incluyendo:

  • El estrés crónico, o un evento estresante súbita
  • Enfermedad
  • Temperatura (demasiado frío o demasiado caliente)
  • nuevos entornos
  • Los medicamentos
  • malestar físico o emocional
  • La depresión o la ansiedad
  • Las fluctuaciones hormonales

Causas médicas del insomnio

Hay muchas condiciones médicas (algunos leves y otros más graves) que pueden conducir a insomnio. En algunos casos, una misma condición médica causa el insomnio, mientras que en otros casos, los síntomas de la causa incomodidad condición que puede hacer que sea difícil para una persona a dormir.

Los ejemplos de condiciones médicas que pueden causar insomnio son:

  • Las alergias nasales / sinusales
  • Los problemas gastrointestinales como el reflujo
  • problemas endocrinos como el hipertiroidismo
  • Artritis
  • Asma
  • enfermedades neurológicas como la enfermedad de Parkinson
  • Dolor crónico
  • Dolor lumbar

Los medicamentos como las tomadas para las alergias nasales y fríos comunes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, enfermedad de la tiroides, control de la natalidad, el asma y la depresión también pueden causar insomnio.

Además, el insomnio puede ser un síntoma de trastornos subyacentes del sueño. Por ejemplo, el síndrome de las piernas inquietas condición neurológica -a en la que una persona tiene una sensación incómoda de tener que mover sus piernas, puede conducir a insomnio. Los pacientes con síndrome de piernas inquietas suelen experimentar síntomas peores en la última parte del día, durante los períodos de inactividad, y en la transición de la vigilia al sueño, lo que significa que para conciliar el sueño y permanecer dormido puede ser difícil. Se estima que un 10 por ciento de la población tiene el síndrome de las piernas inquietas.

La apnea del sueño es otro trastorno del sueño relacionado con el insomnio. Con la apnea del sueño, de las vías respiratorias de una persona se parcial o totalmente obstruido durante el sueño, que conduce a pausas en la respiración y una caída en los niveles de oxígeno. Esto hace que una persona despierta brevemente, pero en repetidas ocasiones durante toda la noche. Las personas con apnea del sueño a veces informan experimentar insomnio.

Verifica también:  Cómo lidiar con el insomnio

Si tiene problemas para dormir sobre una base regular, es una buena idea revisar su salud y pensar si cualquier problema médico subyacente o trastornos del sueño podrían estar contribuyendo a sus problemas de sueño. En algunos casos, hay pasos sencillos que se pueden tomar para mejorar el sueño (tales como evitar la iluminación brillante, mientras que relajarse y tratar de limitar posibles distracciones, tales como un televisor, ordenador o mascotas). Mientras que en otros casos, es importante que hable con su médico para averiguar un curso de acción. No se debe aceptar simplemente la falta de sueño como una forma de vida-charla con su médico o un especialista del sueño en busca de ayuda.

El insomnio y la depresión

El insomnio puede ser causado por condiciones psiquiátricas como la depresión . Luchas psicológicas pueden hacer que sea difícil conciliar el sueño, el insomnio en sí puede provocar cambios en el estado de ánimo, y los cambios en las hormonas y la fisiología puede conducir a ambos problemas psiquiátricos y el insomnio al mismo tiempo.

Los problemas del sueño pueden representar un síntoma de depresión, y el riesgo de insomnio grave es mucho mayor en los pacientes con trastornos depresivos mayores. Los estudios demuestran que el insomnio también puede desencadenar o empeorar la depresión.

Es importante saber que los síntomas de la depresión (como falta de energía, pérdida de interés o motivación, sentimientos de tristeza o desesperanza) y el insomnio pueden vincularse, y uno puede hacer que la otra peor. La buena noticia es que ambos son tratables con independencia de qué fue primero.

El insomnio y la ansiedad

La mayoría de los adultos han tenido algunos problemas para dormir porque se sienten preocupados o nerviosos, pero para algunos es un patrón que interfiere con el sueño de manera regular. Los síntomas de ansiedad que pueden conducir a insomnio incluyen:

  • Tensión
  • Quedar atrapados en pensamientos acerca de eventos pasados
  • Preocupación excesiva acerca de eventos futuros
  • Se siente abrumado por las responsabilidades
  • Un sentimiento general de ser acelerado o sobre estimulado

No es difícil ver por qué estos síntomas de ansiedad general puede hacer que sea difícil conciliar el sueño. La ansiedad puede estar asociado con insomnio de inicio (dificultad para conciliar el sueño), o el insomnio de mantenimiento (despertarse durante la noche y no poder volver a dormir). En cualquier caso, la falta de actividad tranquila y de la noche trae a menudo en los pensamientos estresantes o incluso miedos que mantienen a la persona despierta.

Cuando esto ocurre por muchas noches (o muchos meses), puede empezar a sentir ansiedad, miedo o pánico justo en la perspectiva de no dormir. Así es como la ansiedad y el insomnio pueden alimentarse entre sí y se convierten en un ciclo que debe ser interrumpido a través del tratamiento. Hay  técnicas cognitivas y de la mente-cuerpo  que ayudan a las personas con ansiedad asentarse en el sueño, y  prácticas de sueño saludable en general  que pueden mejorar el sueño para muchas personas con ansiedad y el insomnio.

Verifica también:  Enfermedad del sueño

El insomnio y Estilos de Vida

El insomnio puede ser activado o perpetuado por sus comportamientos y patrones de sueño. estilos de vida poco saludables y hábitos de sueño pueden crear insomnio por su cuenta (sin ningún tipo de problema psiquiátrico o médico subyacente), o pueden hacer que el insomnio causado por otro problema peor.

Ejemplos de cómo los estilos de vida y hábitos de sueño específico puede conducir a insomnio son:

  • Se trabaja en casa por las noches. Esto puede hacer que sea difícil para descansar, y también puede hacer que se sienta preocupado cuando llega la hora de dormir. La luz de su ordenador también podría hacer que su cerebro más alerta.
  • Toma siestas (incluso si son cortas) por la tarde. siestas cortas pueden ser útiles para algunas personas, pero para otros que sea difícil conciliar el sueño por la noche.
  • A veces se duerme en la tarde para recuperar el sueño perdido. Esto puede confundir el reloj de su cuerpo y hacer que sea difícil conciliar el sueño de nuevo la noche siguiente.
  • Usted es un trabajador por turnos (lo que significa que usted trabaja horas irregulares). horas no tradicionales pueden confundir el reloj de su cuerpo, especialmente si usted está tratando de dormir durante el día, o si su horario cambia periódicamente.

Algunos casos de insomnio comienzan con un episodio agudo, pero se convierten en un problema a largo plazo. Por ejemplo, supongamos que una persona no puede dormir por la noche o dos después de recibir malas noticias. En este caso, si la persona comienza a adoptar hábitos saludables del sueño, tales como levantarse en medio de la noche para trabajar, o beber alcohol antes de acostarse para compensar, el insomnio puede continuar y potencialmente convertirse en un problema más serio. En lugar de paso, que puede llegar a ser crónica.

Una vez que esto sucede, la preocupación y pensamientos tales como: “Nunca voy a dormir,” asociado con la hora de dormir, y cada vez que la persona no puede dormir, se refuerza el patrón.

Esto es por eso que es importante abordar el insomnio en lugar de dejar que se convierta en la norma. Si los hábitos de estilo de vida poco saludable y trastornos del sueño son la causa del insomnio, existen  técnicas cognitivo-conductuales  y  consejos de higiene del sueño  que pueden ayudar. Si ha tratado de cambiar sus comportamientos de sueño y no ha funcionado, es importante tomar esto en serio y hable con su médico.

El insomnio y la Alimentación

Ciertas sustancias y actividades, incluyendo los patrones de alimentación, pueden contribuir al insomnio. Si no puede dormir, revise los siguientes factores de estilo de vida para ver si uno o más podrían estar afectando a usted:

El alcohol  es un sedante. Puede que se quede dormido al principio, pero puede interrumpir su sueño más tarde en la noche.

La cafeína  es un estimulante. La mayoría de la gente a entender el poder alertar de la cafeína y la utilizan en la mañana para ayudarles a comenzar el día y sentirse productivos. La cafeína con moderación está muy bien para la mayoría de la gente, pero el exceso de cafeína puede causar insomnio. Una encuesta de 2005 de la Fundación Nacional del Sueño encontró que las personas que bebían cuatro o más tazas / latas de bebidas con cafeína eran más propensos que los que bebían cero a uno tazas / latas diarias de experimentar al menos un síntoma de insomnio por lo menos un par de noches cada una un día semana.

Verifica también:  Cómo deshacerse del insomnio

La cafeína puede permanecer en su sistema por hasta ocho horas, así que los efectos son de larga duración. Si usted sufre de insomnio, no consumir alimentos o bebidas con cafeína demasiado cerca de la hora de acostarse.

La nicotina  también es un estimulante y puede causar insomnio. Cigarrillos o productos de tabaco cerca de la hora de acostarse fumar puede hacer que sea difícil conciliar el sueño y dormir bien por la noche. El fumar es perjudicial para su salud. Si fuma, debe dejar.

Las comidas pesadas  antes de acostarse pueden interrumpir su sueño. Lo más recomendable es comer algo ligero antes de acostarse. Cuando usted come demasiado por la noche, puede causar incomodidad y hacer que sea difícil para que su cuerpo se asiente y relajarse. Los alimentos picantes también pueden causar acidez estomacal e interferir con su sueño.

El insomnio y el cerebro

En algunos casos, el insomnio puede ser causada por ciertos neurotransmisores en el cerebro que se sabe que están involucrados con el sueño y la vigilia.

Hay muchas posibles interacciones químicas en el cerebro que podrían interferir con el sueño y puede explicar por qué algunas personas son biológicamente propensos al insomnio y parecen tener dificultades con el sueño durante muchos años sin ningún tipo de identificación de causa, incluso cuando siguen los consejos de sueño saludable.

Consejos útiles

Siga una rutina. Tratar de conciliar el sueño y despertarse a la misma hora cada día. Evitar las siestas.

Crear un ambiente de descanso. Asegúrese de que la habitación está oscura y en silencio, y no demasiado caliente o frío. Algunas personas se duermen más fácilmente con un ventilador o ruido blanco en el fondo. Ver la TV o el uso de un dispositivo móvil en la cama puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño.

Reduzca el consumo de cafeína. Evitar el consumo de café, té y otras bebidas con cafeína en las tardes y noches.

Póngase en movimiento temprano.  Mientras que el ejercicio es conocido por promover el sueño sano, es importante no hacer ejercicio justo antes de acostarse. De hecho, los expertos recomiendan hacer ejercicio tres horas o más antes de ir a dormir.

Evite el alcohol. El consumo de bebidas alcohólicas puede disminuir la calidad de nuestro sueño y causar que despertemos durante toda la noche.

Anote sus preocupaciones. Si usted se encuentra incapaz de dormir debido a la ansiedad, intenta hacer una lista de tareas o escribir los temas que estás pensando. Esto le ayudará a “dejar ir” y quedarse dormido más rápido.