Yoga Asanas para curar el dolor de cuello

Su cuello es una compleja estructura entrelazada que consiste en huesos, articulaciones, nervios, músculos, tendones y ligamentos. El dolor de cuello o el cuello rígido pueden resultar de un esguince después de doblar el cuello en una posición anormal (por ejemplo, al dormir sobre demasiadas almohadas, torcocos agudos), de mala postura, o incluso de estar sentado en un tiro durante demasiado tiempo. A veces, el dolor de cuello puede ser causado por el “desgaste general” que se produce en las articulaciones y los huesos en el cuello. Esto se llama espondilosis cervical, y es un tipo de artritis.

Si usted tiene dolor de cuello, su primera tarea es aprender a restablecer una curva normal en tantas situaciones como sea posible: sentado en su escritorio, de pie en línea en el supermercado, acostado en la cama.

Síntomas del dolor de cuello

  • Espasmo muscular
  • Dolor muscular
  • Rigidez
  • Dolor de los nervios
  • Dolores de cabeza
  • Reducción de la amplitud de movimiento

1.  Asanas para curar el dolor de cuello

Al practicar estas asanas, vea que saca las omoplatas de sus oídos y no las comprima la parte posterior del cuello.

2. Bhujangasan (Postura de la cobra)

BhujangasanaEsta postura de yoga mejora la flexibilidad espinal y fortalece los músculos de los brazos y la espalda. Además, es eficaz para aliviar las irregularidades menstruales y el estreñimiento.

  • Acuéstese acostado en el suelo. Estirar las piernas hacia atrás, la parte superior de los pies en el suelo. Extienda sus manos en el suelo debajo de sus hombros. Abrace los codos de nuevo en su cuerpo.
  • Presione la parte superior de los pies y los muslos y el pubis firmemente en el suelo.
  • En una inhalación, comience a enderezar los brazos para levantar el pecho del piso, yendo solamente a la altura en la cual usted puede mantener una conexión a través de su pubis a sus piernas. Presione el cóccix hacia el pubis y levante el pubis hacia el ombligo. Estrecha los puntos de la cadera. Firme pero no endurezca las nalgas.
  • Firme los omóplatos contra la espalda, hinchando las costillas laterales hacia adelante. Levante a través de la parte superior del esternón, pero evite empujar las costillas delanteras hacia adelante, que sólo endurece la parte inferior de la espalda. Distribuya el backbend uniformemente en toda la columna vertebral.
  • Mantenga la postura en cualquier lugar de 15 a 30 segundos, respirando con facilidad. Suelte de nuevo al piso con una exhalación.
Verifica también:  Yoga para las piernas largas, magra

3. Salabhasana (actitud de la langosta)

Esta es una postura excepcional en que requiere un movimiento repentino. Es como la postura de la cobra, pero levantando los pies en lugar de la cabeza. Por lo tanto, se puede utilizar, ocasionalmente sólo, en lugar de la cobra.Salabhasana

  • Acuéstese sobre su frente. Descansa tu barbilla en el suelo, luego muévelo hacia delante tanto como puedas, para que tu garganta quede casi plana. Ponga sus brazos por los lados, luego empuje sus manos debajo de su cuerpo, y convertirlos en puños o agarrándolos. Lleve los codos tan cerca como sea posible.
  • Inhale mientras levanta una pierna. Mantenga esta posición durante al menos 10 segundos, luego exhale mientras baja la pierna y repita la postura con la otra pierna. Práctica 3 veces en cada lado. Posición de la barbilla: cuanto más adelante empuje su barbilla, más su espina se puede estirar y más usted ganará de este asana.
  • Acuéstese con la barbilla hacia fuera, como en la Media Locust, luego tome 3 respiraciones profundas. En la tercera, levante ambas piernas del suelo. Puede que no suban mucho al principio, pero con la práctica puede ser capaz de levantarlos mucho más alto. Mantenga el tiempo que pueda, luego baje los pies. Repita dos veces y luego relájese.
  • Arriba y hacia arriba: Con la práctica, usted será capaz de levantar las piernas más alto. Eventualmente, incluso puede ser capaz de levantar su cuerpo verticalmente.

4.  Balasana (la actitud del niño)

La actitud del niño es un asana reconfortante y pacífico. Permanecer en esta posición no sólo es relajante, sino que también promueve una sensación de seguridad. El estiramiento de la parte inferior de la espalda y los brazos también se siente maravilloso!Balasana

La actitud del niño es un asana reconfortante y pacífico. Permanecer en esta posición no sólo es relajante, sino que también promueve una sensación de seguridad. El estiramiento de la parte inferior de la espalda y los brazos también se siente maravilloso!

  • Arrodillarse en el suelo, y luego sentarse directamente sobre los talones.
  • Mueva las rodillas hasta que estén un poco más anchos de la cadera.
  • Inclínese hacia adelante en la cadera; Traer su pecho para descansar entre sus muslos.
  • Mantenga las nalgas en contacto con los talones y apoye la frente en el suelo. Si esto es incómodo, recline la frente sobre un cojín o una manta doblada, asegúrese de que sea lo suficientemente alta como para que usted se sienta cómodo.
  • Estira tus brazos delante de ti a cada lado de tu cabeza.
  • Alargar los músculos en la medida de lo posible, realmente dar un buen estiramiento! A continuación, deslice los brazos hacia los lados, con las palmas hacia arriba y relajarse.
  • Permanezca en esta postura durante el mayor tiempo posible. Respirar profundamente y relajarse en la postura.
Verifica también:  Respiración para usted y su bebé

5.  Bitilasana (actitud de la vaca)Bitilasana

  • Llegar a todos los cuatro / posición de caballo / posición de la mesa
  • Caderas sobre las rodillas paralelas entre sí; Muñecas sobre el hombro en línea; Cabeza en posición neutral; Los ojos miran hacia abajo
  • Inhale, levante los huesos del asiento y el pecho hacia arriba; El vientre se hunde en el suelo; Levantar la cabeza y mirar hacia arriba; Caiga los hombros hacia abajo lejos de las orejas para proteger su cuello
  • Exhale, vuelva a la posición neutral
  • Repita 1-3 minutos

Consejo: Si tiene un problema de cuello, mantenga la cabeza alineada con el torso en vez de levantarla.

6. Marjaryasana (Postura del gato)Marjaryasana

  • Venga a cuatro patas oa la postura del caballo con las manos y las rodillas en el suelo.
  • Inhala, luego exhala, dibujando los abdominales y arqueando lentamente la espalda.
  • Suavemente doblar el hueso de la cola debajo y colgar la cabeza entre los brazos
  • Respira profundamente

Estas posturas de yoga pueden ayudar a aliviar sus síntomas de una manera natural, no invasiva y suave en la privacidad y conveniencia de su propia casa.