¿Hay algo bueno acerca de las bacterias del acné?

El desafío de tratar el melanoma

En los Estados Unidos, Israel y Australia, más personas que no desarrollan algún tipo de cáncer de piel en algún momento de sus vidas. La mayoría de los cánceres de piel no son malignos, es decir, no se desprenden del tumor original y se diseminan por todo el cuerpo.

Una vez que se considera una forma muy rara de cáncer, el melanoma se diagnostica cada vez con mayor frecuencia. Mientras que los blancos que tienen piel clara tienen melanoma 20 veces más a menudo que las personas con otros colores de piel, cualquiera de las razas puede desarrollar melanoma. La enfermedad suele atacar antes de los 55 años.

Las bacterias del acné y el melanoma

En realidad, hay una larga historia de uso de inmunizaciones para tratar el melanoma. Hace más de cien años, los médicos trataron el melanoma con lo que se conocía como toxinas de Coley. En la década de 1990, los investigadores del cáncer desarrollaron vacunas contra el melanoma que activan el sistema inmunológico para combatir el cáncer. Estas vacunas son la razón por la cual el melanoma solía ser fatal en 5 años para el 95% de los pacientes y el melanoma ahora es fatal en 5 años para aproximadamente el 70% de los pacientes.

El gran valor de una vacuna contra la bacteria del acné, esperaban los investigadores japoneses, sería la capacidad de dirigir la atención del sistema inmunitario directamente sobre el tumor, en lugar de crear anticuerpos diseminados por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo.

Resultados dramáticos de una vacuna contra las bacterias del acné

Para probar el tratamiento, los científicos introdujeron pequeñas cantidades de tejido de melanoma en las cavidades abdominales de los ratones de laboratorio. Las células cancerosas se multiplicaron muy rápidamente y formaron tumores visibles. Luego, los científicos inyectaron bacterias vivas del acné en los tumores para ver si desencadenan una reacción inmunológica.

Cuando el sistema inmunológico del ratón encontró la bacteria del acné, envió células dendríticas para atacarlas. Estos son glóbulos blancos que se parecen un poco a un árbol ramificado, enviando “brazos” para rodear y enrollar las bacterias individuales que los glóbulos blancos comen literalmente.

En el proceso de consumir las bacterias, estos glóbulos blancos también liberaron sustancias químicas que se infiltraron en los tumores de melanoma. Las células comenzaron a atacar los tumores como si fueran la piel sana infectada con acné. Así como el sistema inmunológico destruye un pequeño parche de piel sana para hacer un grano, el sistema inmunitario de los ratones atacó los tumores de melanoma.

El acné no es del todo malo después de todo

Un estudio realizado en España encontró que los inmigrantes a España provenientes de América Latina tenían más probabilidades de tener acné y menos probabilidades de tener melanoma. Es posible que los resultados no sean válidos para otros grupos étnicos y no muestran causalidad, es decir, no es posible concluir la causalidad a partir de este tipo de estudio, si el acné causa resistencia al melanoma. Pero es definitivamente cierto que las bacterias del acné hacen mucho más en la piel que solo causan espinillas.

En algún momento, sin embargo, el exceso de sebo debe eliminarse de la piel. Las bacterias del acné se alimentan de sebo e incluso liberan ácidos grasos esenciales antiinflamatorios como subproducto. Una pequeña cantidad de bacterias del acné en sus poros es algo bueno para su piel.

Solo cuando la piel crece tan rápido que los poros se cierran, tanto el sebo como las bacterias pueden acumularse y precipitar las reacciones inmunitarias que conocemos como acné. Pero mientras existan pequeñas cantidades de bacterias del acné, en realidad protegen la piel. Las bacterias del acné resistentes a los antibióticos son la excepción a esta regla.

El enigma de la vitamina D

Lo único que todos los que tienen un riesgo elevado de melanoma (es especialmente frecuente en las personas con piel clara, ojos azules y pelo rojo) saben que es necesario cubrirse cuando salga al sol para evitar los cambios inflamatorios en la piel. Piel que favorece el crecimiento del melanoma. Este es también el consejo que obtendrá si usa cualquiera de las docenas de medicamentos para el acné que pueden dejar la decoloración después de que el acné haya sanado.

Verifica también:  Piel calmante con caléndula
  • Leave Comments